SALUD, ECONOMÍA, LIBERTAD CONSCIENTE Y COEXISTENCIA CON LA PANDEMIA

(Hacia la construcción de un nuevo modelo productivo)*

Colombia y ninguna nación del planeta estaba preparada para una pandemia. El avance de las ciencias y la tecnología predecían su emergencia como algo probable. Sin embargo, como individuos, ciudadanos, empresarios y políticos, esta eventualidad soslayada representó una quimera convertida en realidad con intensidad nunca antes imaginada.

La ausencia de un plan establecido y planeado por los gobernantes (públicos y privados) para enfrentar la pandemia, arrojó diversas respuestas: Las más coercitivas en torno a la pérdida de las libertades individuales para reducir la exposición al virus lideradas por China, Corea y Japón y sobre la cual Colombia parece estar más cerca: otras, donde se dejó al libre albedrío propagar el virus alcanzando contagios inimaginables como es el caso de Italia, España, Estados Unidos, Brasil, México o Ecuador, hasta audaces propuestas basadas en la libertad consciente de los individuos como las adoptadas por Alemania o Suecia.

La humanidad huye temerosa del coronavirus, pero esta se esconde para propagar su contagio en vectores sutilmente disfrazados como el mordisco de una manzana,  el abrazo de un padre o una madre, el beso de los amantes,  la baranda del autobús,  la moneda para la compra del mercado o en cualesquiera de las múltiples formas de contagio que puedan generarse.

Esta foto de Autor desconocido está bajo licencia CC BY-NC-ND

Es un virus que aterra a la humanidad y conduce al conflicto entre familias,  la destrucción del capital social de la sociedad, la destrucción de la economía y la pérdida de las libertades por causa del miedo. Los mercados internacionales tiemblan y se derrumban, el FMI habla de recesión económica mundial (creo más en una depresión) y esos son en términos generales los impactos económicos y sociales que vive la humanidad por el sistema internacional existente, pero esto no quiere decir que no pueda ser modificado y adaptado para enfrentar la pandemia.

Medidas como la cuarentena, el aislamiento y la reducción de la dinámica económica sin duda son medidas adecuadas y parecen coherentes para preparar la estructura sanitaria y buscar que esta sea robusta en la medida de las posibilidades de las naciones y la curva de expansión del virus sea controlada para evitar el colapso del sistema de salud. Reducir la dinámica económica como proponen algunos gobernantes o decretar la pérdida de las libertades individuales por períodos de tiempo cortos parecen medidas razonables. Pero, ampliar estas medidas por más de 60 días es un error civilizacional y contrario a la evolución libre del animal homo sapiens y de su capacidad de inteligencia.

La Nación demanda un sistema de salud robusto, fuerte y preparado para mitigar el índice de mortalidad, pero también exige ingresos, empleos y libertades. Salud, economía y libertad deben coexistir pacíficamente y este es el foco del sistema social que la humanidad debe construir y que los colombianos deben desarrollar.

Esta foto de Autor desconocido está bajo licencia CC BY-NC-ND

El ser humano es un animal consciente y el sistema internacional que construyó es el producto de 80.000 años de evolución como lo indicó Yuval Harari. Por tanto, detener por completo el sistema internacional y propiciar la destrucción de la economía es el peor error histórico que puede impulsar un gobernante para su pueblo. Los efectos de escasez y pérdidas en el empleo socavarán las necesidades de subsistencia de los ciudadanos en términos de las necesidades de Maslow (ver imagen), generando caos y violencia en los centros urbanos, incluso propiciando conflicto entre las naciones.  Creer que los débiles y corruptos Estados bajo un esquema totalitario garantizarán el abastecimiento estratégico es un pésimo cuento que ya la humanidad recorrió. Experimentos como la Unión Soviética, (con su corrupta nomenklatura) o la China de Mao Zedong, La Cuba actual, o la Venezuela de Maduro nos muestran contundentemente que esa no es la vía.

El ciudadano occidental reconoce que la pérdida de la libertad es contraria a su naturaleza biológica, que la responsabilidad con la propia especie y el planeta es un mandato de la racionalidad de seres mayores de edad en términos de Kant, y que el reconocimiento es lo que impulsa la humanidad en términos Hegelianos.

Partamos de los siguientes 5 puntos que unen nuestra existencia:

  1. El Homo sapiens es la especie más inteligente del planeta y puede hacer uso de su capacidad mental para modificar sus comportamientos.
  2. La civilización occidental es la cuna de la tecnología moderna y el sistema económico internacional que impulsó permitió reducir la pobreza como nunca antes en la historia de la humanidad (con sus defectos).
  3. La libertad individual para enfrentar la pandemia de manera responsable, sanitaria y civilizada, es la base para un nuevo modelo productivo que debe plasmarse en la cultura.
  4. El empleo y la generación de ingresos constituyen la base del bienestar individual, familiar, empresarial, nacional y la fuente renovable para inversiones en salud.
  5. El amor y bondad hacia los ancestros está en el sentimiento de la humanidad y su protección es un deber imperativo.

 

Esta foto de Autor desconocido está bajo licencia CC BY-NC-ND

Es el momento de construir un nuevo sistema de producción inteligente y sanitario que respete nuestros principios como especie, civilización y libertades individuales.

 

Bienvenidos los experimentos de ciudades inteligentes con medidas sanitarias 24 horas. Esto implica: impulso a la industrialización, estimulación de la demanda agregada, modificar los horarios de trabajo para generar más empleos por parte del sector financiero, las empresas, sistemas de transporte, comercio y en general toda la actividad productiva, incluidos restaurantes y vuelos nacionales e internacionales con menos ciudadanos, buscando menor concentración y mayores medidas sanitarias que permitan reducir los vectores de contagio. Occidente tiene disponible toda la tecnología para migrar hacia este nuevo escenario productivo y Colombia para impulsar su desarrollo endógeno.

 

Se requiere que el Estado impulse mediante la cultura y la educación, medidas sanitarias y económicas que permitan apropiar nuevos hábitos de conducta e higiene, que garanticen al ciudadano el libre desarrollo individual y económico como fuente de empleo y prosperidad colectiva y cuando la curva de expansión de la pandemia crezca, estar preparados para guardar cuarentena nuevamente.

Perder las libertades individuales como impulsan algunos gobernantes, puede conducir al totalitarismo, (decía Hayek) y la ruina nacional. Alcanzar nuestra libertad consciente, responsable, sanitaria, higiénica, con ingeniería social y basada en una nueva cultura que impulse el Estado, convierte ciudadanos solidarios con la salud, la economía, la familia y la sociedad. Es el camino para construir mayor capital social y garantizar con suficiencia los recursos económicos para soportar esta y otras pandemias.

El modelo alemán, basado en las libertades individuales, la autorregulación y la generación de riqueza es el camino para alcanzar el justo medio entre la seguridad del sistema de salud y el desarrollo económico.

 

GABRIEL ALBERTO ZAMUDIO FALLA.

Administrador de Empresas. Magister en Relaciones Internacionales.  Docente y Empresario.

 

Nota: Los columnistas invitados a participar en este blog son responsables de sus ideas, de sus opiniones expresadas y de la presentación de los hechos plasmados en su artículo , los cuales no reflejan necesariamente la posición oficial de la SOCIEDAD DE ADMINISTRADORES DE EMPRESAS JAVERIANOS ni comprometen de modo alguno a la Organización.  

saejadmin
Share
This

4 Comments

  1. Juan Bautista Franco Clavijo

    Felicitaciones a Gabriel Alberto Zamudio Falla por su interesante y oportuno artículo que en su análisis es propositivo en llamar la atención a construir un nuevo sistema de producción inteligente, en lo que se debería sumar esfuerzos sin medida para preparar una reactivación económica inteligente. Sin dudas, frente a la actual crisis por el COVID-19 que paralizó el mundo, dejando ver la impotencia para afrontar situaciones como esta que estamos viviendo, no obstante los grandes avances en ciencia y tecnología, y que llevó a reaccionar sobre el problema con medidas como las tomadas por los gobiernos, de cierta manera de ensayo y error, pues si hubieran sido atinadas no estaríamos hablando hoy de los resultados catastróficos en el número de fallecidos, ni preocupados por la falta infraestructura y dotación hospitalaria apropiada, incluida la escases de talento competente en las ocupaciones de la salud, y para efectuar pruebas de manera rápida y en volumen. Pero, esto debe dejar grandes enseñanzas, como por ejemplo, cómo se debe estar preparado desde lo local para atender cual emergencia de magnitud global, cuáles pudieran llegar a ser diferentes escenarios y cuáles las soluciones, y en lo particular, para lo que debe ser la recuperación de esta situación, de tal manera que las medidas que se tomen, no sólo sean algo temporal, sino algo de largo alcance, que verdaderamente logre impactos en todos los campos de la sociedad, en particular el productivo con todos los impactos que este conlleva para el bienestar y prosperidad de la humanidad.

    1. Gabriel Zamudio

      Gracias Por tus comentarios. La pandemia nos hizo avanzar en un proceso de aprendizaje colectivo, el impulso de la solidaridad empresarial, la reorganización productiva basada en la innovación tecnológica (en el marco de las posibilidades de cobertura que brinda el sistema sanitario). Para la humanidad, es momento de transformación y cambio. Volver al método científico que contempla errar y acertar es ampliar la frontera del conocimiento para
      descubrir nuevos caminos, es volver a tener momentos de creatividad, curiosidad y experimentación, a todo esto sobreviene un renacimiento civilizacional para volver al camino de la ilustración, valorar el conocimiento científico en el ecosistema político, económico y de salud, pilares de las Naciones. La racionalidad y epistemología para buscar la verdad e iluminar la libertad del ser humano.

  2. Roberto Uzcaris

    Estimado Gabriel, muy pertinente tu articulo para estos momentos, el Gobierno léase el estado en su conjunto debe ser el gran impulsor del cambio social para poder avanzar no solo frente a este impresionante reto sino ante el cancer de la corrupción ya que démonos cuenta cómo esta situación esta siendo aprovechada por los corruptos. Gracias

    1. Gabriel Zamudio

      ¿Podrá el conocimiento científico erradicar la vieja política y el último corrupto?

Leave a Reply Cancel Reply